Vídeo

¡Estamos de vuelta en PAH Centro Madrid!

Hemos vuelto con más fuerza que nunca.

Os esperamos como cada lunes en C/Tres Peces nº 3 a las 19:00 y a las 20:00 para bienvenidas.

vuelta-al-cole

 

Nosotras, ya empezamos el pasado lunes y estuvo “animado” y con calor, pero no nos importa:

asamblea-pah-centro-septiembre

 

Hemos estado activas. Como muestra, os dejamos una entrada en los medios escritos a nuestro ComPAH Gonzalo Maestro

gontxo-en-la-prensa

 

La entrevista completa, la podéis ver aquí:

¡SÍ SE PUEDE!!!

 

 

Convocatoria PAH CENTRO MADRID: Acción/Performance Teatral el 25 de Junio

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca distrito Centro, en colaboración con las demás Plataformas de Madrid, tiene previsto realizar dos acciones de protesta en contra del Ayuntamiento este miércoles 15 de Junio en la Plaza de Cibeles, frente al consistorio, a las 11:00 y a las 20:00 horas.

Acción 15 de Junio #CarlosNoPaga #StopExpropiaciones

Acción 15 de Junio #CarlosNoPaga #StopExpropiaciones

Hay otras asociaciones convocadas como: Afectados de Ofelia Nieto 29, Afectados Paseo de la Dirección, Afectados Huerta del Bayo 8, Afectados Huerta del Bayo 11, Afectados Duquesa de Tamames 3, 5 y 7, Solarpies y otros colectivos afines.
El motivo de la cita es protestar en contra de la política que el actual Ayuntamiento de Madrid, y en particular su Área de Desarrollo Urbano Sostenible, mantiene con respecto a Expropiaciones forzosas y/o demoliciones en ejecución subsidiaria.

Carlos Pontini, miembro de Pah Centro y víctima de una de estas expropiaciones en el año  2010, ha escrito una obra de teatro inspirada en su propia historia que él mismo protagoniza en el Teatro Lara, “Bansia”.


En el acto de protesta Carlos Pontini realizará una performance teatral en la que  recitará algunos versos de su obra y escenificará su personal vía crucis desde  que fue expropiado en 2010 hasta ahora, que ha quedado con una deuda con el Ayuntamiento de 23.000€. Se realizarán dos pases, a las 11h y a las 20h.

Son ya más de un centenar de familias, entre todos estos colectivos, las que un día se vieron desalojadas de su hogar en contra de su voluntad, sin que el Ayuntamiento de alternativa alguna, a pesar de que en muchos casos los vecinos desearan arreglar sus edificios y/o conservarlos.

Todas estas personas han quedado desprovistas de su casa, al ser expropiadas por el Ayuntamiento, y al mismo tiempo,  cargados con deudas. Dichas deudas no son solo de sus hipotecas, ya que el dinero del justiprecio en muchos casos no llega a cancelarlas, sino además con los costes de unas demoliciones en ejecución subsidiaria que también debe pagar el propietario del piso.

La ley dice que la comunidad de propietarios tiene derecho a buscar una empresa que realice esta demolición a precio de mercado, sin embargo este Ayuntamiento acumula varias denuncias de Comunidades que no fueron informadas debidamente de este derecho.

Muchas tuvieron que pagar por tanto incluso 5 ó 6 veces lo que les cobraría cualquier empresa, al realizar el Ayuntamiento la demolición en ejecución subsidiaria. En algunos casos, como en c/ Huerta del Bayo 8, su demolición, presupuestada por una empresa privada en 100.000€, ha terminado costando a sus vecinos 616.000€ tras ser realizada por el Ayuntamiento.

Y por si todo esto fuera poco, según la Ley de Expropiaciones, que data de los años 50, el bien expropiado debe adquirirse por la administración libre de cargas para poder abonar el justiprecio. Así que también se está dando el caso surrealista, de que una persona que tenga una hipoteca de 150.000€ y vaya a recibir un justiprecio de 100.000€ por ejemplo, no podría recibir dicha cantidad hasta que no amortice los 50.000€ de diferencia, tarea que puede llevarle 10 años perfectamente.

Carlos lleva 10 años pagando la hipoteca de un piso inexistente más el importe de la demolición. Esta Ley ampara enterrar en deudas a ciudadanos que no deseaban perder sus casas y ejerce un agravio comparativo entre expropiados con y sin hipotecas.


Este es el escenario en el que viven cientos de personas que han sido expropiadas forzosamente. Personas que querían conservar sus casas, que no han cometido ningún delito, ni habían dejado de pagar ningún recibo.

¡Os esperamos a todos el miércoles 15 de Junio de 2016 en la Plaza de Cibeles, sede del Ayuntamiento de Madrid a las 11:00  y a las 20:00!

¡Acude, apoya y difunde!

#SíSePuede

 

Las 5 Exigencias de la PAH se aprueban en el Pleno del Ayuntamiento de Madrid

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca presentó 5 Exigencias de mínimos [http://afectadosporlahipoteca.com/2015/09/08/el-derecho-a-la-vivienda-entra-en-campana-la-pah-exige-vivienda-digna/] a los partidos políticos durante esta última campaña electoral: dación en pago retroactiva, alquiler asequible, stop desahucios, alquiler social y suministros básicos garantizados. 
Además de entrevistas con todos los partidos (en las que se comprobó que PP, PSOE y Ciudadanos no apoyaban estas exigencias), estas propuestas se presentaron en forma de moción en más de 100 ayuntamientos de todo el Estado. Hasta ahora, esta moción de apoyo a las 5 Exigencias de la PAH se ha aprobado en más de 50 municipios. Su objetivo es que los partidos estatales y el futuro gobierno sean conscientes de la necesidad y el apoyo con que cuentan estas 5 medidas básicas.
En el Ayuntamiento de Madrid, las PAHs y grupos de vivienda de Madrid también nos reunimos con los distintos representantes, en este caso, PP, PSOE, Ciudadanos y Ahora Madrid. Todos respondieron amablemente (aunque tarde, entendemos que por las fechas preelectorales), a nuestra petición de presentar y apoyar esta moción en el Pleno, si bien ni PP ni Ciudadanos nos dieron una respuesta afirmativa. 
El PSOE se mostró interesado pero, antes de reunirse con nosotras, decidió presentar al Pleno una propuesta propia que pretendía ser semejante a la moción de la PAH pero difería en la mayoría de puntos, por ejemplo no incluía medidas de segunda oportunidad tan importantes como la dación en pago retroactiva. Ahora Madrid se mostró de acuerdo con apoyar la moción de la PAH y negoció con el PSOE (hasta donde sabemos) una moción de consenso entre las dos formaciones. El resultado es una moción que incluye las cinco medidas de la PAH pero que añade puntos que la hacen reiterativa, desordenada e incoherente, mezclan medidas para un cambio de ley estatal con propuestas municipales y, sobre todo, muestran que las políticas acaban siendo hechas de cualquier modo con tal de ajustarse a tiempos simbólicos más que al resultado de un trabajo continuo con la ciudadanía. 
Somos conscientes del trabajo que todavía nos queda por delante pero aún así lo celebramos como una nueva pequeña victoria ya que la moción que hoy se ha aprobado en el Pleno de Madrid, con los votos de Ahora Madrid y el PSOE, incluye las 5 Exigencias de la PAH. 
Cabe destacar la hipocresía del PSOE que apoya la moción en el pleno del Ayuntamiento de Madrid, en el que no tiene competencias, mientras que se niega a incluir estas 5 medidas en su programa estatal donde sí podría llevarlas a cabo. Siguen rechazando una solución real al problema de la vivienda en nuestro país, siguen condenando a más de 600.000 personas a deudas eternas. Además, dado que la aplicación efectiva de la mayoría de estas medidas dependerá de la administración estatal, cabe preguntarse si los partidos que finalmente formen gobierno tras las elecciones del 20D y que han apoyado localmente las 5 de la PAH las respetarán, o si serán una vez más moneda de cambio para mantener todo como está. 
Desde la PAH vamos a seguir vigilando que las medidas hoy aprobadas se lleven a cabo en nuestra ciudad y, en primer lugar, aquellas en las que el Ayuntamiento tiene capacidad de acción: parque público de viviendas mediante la movilización de las viviendas vacías de los bancos, realojo de todas las personas víctimas de un desahucio (también por impago de alquiler u ocupación de vivienda) y sin alternativa habitacional, fin de los cortes de suministros básicos, creación de un observatorio de la vivienda municipal… En este sentido, hemos presentado también una propuesta en la web municipal Madrid.decide para la que estamos recogiendo firmas.
Es un éxito sin duda para el movimiento por el derecho a la vivienda, que lleva años poniendo el cuerpo y el corazón en esta lucha por los derechos básicos de las personas. Es un éxito también para todas las personas estafadas, endeudadas y empobrecidas por la burbuja, la crisis y su gestión. Es un éxito, en fin, para toda la sociedad, que ve demostrado que juntas y juntos sí se puede.
Aquí el enlace a la moción aprobada: Moción Aprobada

Compromisos Ayuntamiento Madrid

El martes 15 de diciembre leímos en la edición digital de el diario El Mundo: “El Ayuntamiento de Madrid evita 84 desahucios por impago de hipoteca”. Al titular se sumaba la valoración de los primeros seis meses de vida de la Oficina de Intermediación Hipotecaria del Ayuntamiento de Madrid y el balance positivo que el equipo de Manuela Carmena hace de su gestión y resultados. En ambos casos, paralización de desahucios y funcionamiento de la citada oficina, el ayuntamiento miente o peca de vanagloria.

Primero, porque en la situación de emergencia habitacional que vivimos este resultado es inaceptable e insuficiente, el articulo cita 229 casos de los cuales 145 o no se han atendido o no se han resuelto. Pero, además, es que somos los grupos de vivienda de la ciudad y la Plataforma de Afectados por la Hipoteca los que a día de hoy seguimos parando desahucios y buscando alternativas habitacionales, ante una actitud de la Consejería de Asuntos Sociales en ocasiones pasmada, cuando no obstruccionista.

Llevamos meses repitiendo que la Oficina de Intermediación Hipotecaria -que ya limitaba en exceso el perfil de casos que atendía- está fallando, no ofrece información ni asesoramiento a las personas afectadas. Incidimos en que la falta de esta información a las familias provoca que se puedan llegar a firmar acuerdos con las entidades financieras sobre un préstamo que contiene cláusulas ilegales. En los 84 casos que se apunta como tantos el ayuntamiento, se ha llegado a acuerdos entre los bancos y los hipotecados a través de las negociaciones de la OIH sin contar con las PAH y grupos de vivienda de Madrid. Tampoco se menciona el tipo de acuerdos a los que se llega que en su mayoria consisten en renegociar las deudas dejando a las familias comprometidas con las entidades durante más tiempo y con mayores intereses. Por otro lado, la protección de datos no justifica la falta de transparencia de estos procesos, que en ocasiones parecen hechos a la medida de las entidades financieras facilitándoles así un lavado de cara que están lejos de merecer.

Es por ello, que el pasado lunes 14 de diciembre, en la reunión que tuvimos PAHs y grupos de vivienda con la concejala Marta Higueras, llegamos a una serie de compromisos prioritarios para garantizar el derecho a la vivienda:

  • Reestructuración de la OIH en colaboración con las PAHs y grupos de vivienda de Madrid.
  • Derivar a las asambleas de vivienda de los barrios todos los casos que tramitan desde la OIH para que, mediante el asesoramiento colectivo, se pongan en conocimiento de las afectadas las ilegalidades contenidas en los préstamos hipotecarios.
  • Promoción del alquiler social antes que la compra en vivienda pública mediante la negociación con banca y Sareb de la cesión de pisos vacíos. Queremos aclarar que estas cesiones, siendo positivas, van a un ritmo mucho menor de lo que requiere la realidad y que el objetivo último debería ser la creación de un auténtico parque de alquiler a partir de las viviendas vacías de bancos y grandes tenedores de vivienda.
  • Ofrecer pisos de alquiler de particulares a bajos precios en el departamento que tiene actualmente la EMVS.
  • En la próxima reunión nos hará entrega de un informe con los acuerdos globales que se han firmado desde la Fundación Signum (Moratorias, reestructuraciones, daciones, condonaciones, alquileres sociales).

PAH Centro Madrid
Plataforma de Afectad@s por la Vivienda Pública y Social (PAVPS-Madrid)
Tribunal Ciudadano de Justicia del 15M
Comunicado abierto para ser firmado por otros colectivos de vivienda

MadridDecidePAH – recogida de firmas

MadridDecidePAH

Firma en decide.madrid.es/proposals/5127

 

Nada humano me es ajeno

Publio Terencio “Hombre soy; nada humano me es ajeno”

Escrito por una compañera de PAH Centro Madrid:

Hoy, Aixa andaba especialmente inquieta. Con sus gestos recogidos llenaba el estrecho y húmedo cuarto de estar. En una mesita baja comían dos de sus tres hijos.  La mayor, de 12 años, seguía en el colegio. En un momento dado, Pilar le dijo: Edúcala en igualdad para que a ella no le pasa lo que a ti, que estudie como sus hermanos. Asintió con vehemencia a las palabras de nuestra compa. El velo,  de rivetes dorados, se balanceó. Con cierto automatismo, volvió a colocarlo en su sitio, a orillas de la frente:  Sí, sí, mi hija va a estudiar para vivir mejor que yo, confirmó.  Por eso, a pesar de los pesares, no quiere regresar a Marruecos. Aixa es viuda; su marido no la trataba bien desde que se reencontraron en España, nos contó.

Mientras Pilar y ella hablaban, yo buscaba con la vista una bolsa de plástico. Los platos humeantes del guiso con pollo la habían traslado de sitio. En su interior, las pastillas para la diabetes y las ‘de los nervios’.

Mañana volveremos a volver a esperar al propietario, con su oferta o ultimátum.Entre tanto, esta mujer de hermoso rostro y grandes ojos oscuros seguirá con su inquietud velada. Sus gestos contenidos de ansiedad y de insomnio de vez en cuando se pondrán de perfil porque no caben. Desde las sillas bajas sus hijos acompañarán los ademanes de inquietud.  En algún momento, los replicarán.

Hay muchas maneras de asesinar a una persona, como hay formas variadas de golpearla y maltratarla. Porque lo que sufrimos es un maltrato sistémico e institucional que está cobrándose un precio terrible en vidas y también en nuestra salud mental, en nuestras cabezas, nervios y  emociones. Quién está directamente afectado, quién teme el desalojo, desahucio, lanzamiento…pierde el control de su día a día. Son efectos invisibles pero es una forma de matar, de acabar con una vida y la esperanza que debe acompañarla, poco a poco.

Protestamos porque el gobierno es insensible, porque muchos de nuestros ¿conciudadanos? son insensibles. Perdonadme, pero, a veces, temo que nosotras también, entre tanta batalla, cada pequeña victoria y cada derrota, nos insensibilicemos. Y un día una compa de Carabanchel o de otro lado se quite de en medio y apenas nos demos cuenta.  No nos acostumbremos nunca a esto, por favor. Al contrario, gritemos al mundo que no vamos a acostumbrarnos nunca. Obliguémonos a ello.  Cuesta, el dolor ajeno también duele, pero  hay cosas buenas después con las que compensarlo. No se trata de quedarse ahí.

Se huelen tiempos de cuerpo a cuerpo en varios frentes: cuerpos cada vez más cerca y no precisamente para disfrutarse.

No dejemos de ver el dolor de la otra, del otro; qué la realidad no nos insensibilice hasta el punto de tapar los daños; que la lucha, social, política, no nos impida sentirnos, percibir la necesidad de apoyo, de aliento, del otro. Ya sé que no somos misioneras, ni falta que hace, que la otra puede ser de mil variadas formas, mejores y peores. Vimos y recibimos ya la suficientes ostias para saber que aquí, como en el cuarto de estar de Aixa, hay poco espacio para idealizaciones: la humedad desconcha el gotelé de unas paredes que pronto estarán remozadas: lisas, limpias y secas, al menos por un tiempo. Pero, no serán ya las paredes de nuestra compañera marroquí y sus tres hijos.  Tendrán nuevos inquilinos. Los especuladores internacionales que se han hecho con el bloque se pusieron a ello.

Detrás de los nervios rotos de Aixa; bajo el suelo que se movió a los pies de la compañera de Carabanchel; tras las crisis de ansiedad, las noches en vela y la desesperación absoluta, hay política. Tras su salud mental, tras la nuestra, hay política. Exijamos respuestas políticas, entonces, como parte del problema de vivienda que enfrentamos. Y hagamos política desde la calle pero no  olvidemos  cuidarnos, cada cual así mismo y entre nosotras. Cuidarnos en este peliagudo momento no va en los programas electorales de los partidos pero es hacer política. Y en la medida de lo posible, sé que es jodido, no nos añadamos daños entre nosotras; no nos lo merecemos, a pesar de los errores y las triquiñuelas, y es poco efectivo (claro que algunos muy específicos se lo buscan, pero tratemos de minimizar daños). Soy la primera que quiere aplicárselo.

De nada nos servirá desgañitarnos o poner el cuerpo si perdemos la sensibilidad por el camino, si no ponemos piel. Es mi opinión, claro.

Probablemente, si Aixa consigue un alquiler social fuera del centro no volvamos a verla. ¿Y qué? Ya, no es un objetivo PAH: hay que hacer movimiento. Me vais a permitir que aunque lo comparta, hoy ‘me la pele’, porque durante el tiempo  que estuvimos en el cuarto, fuimos importantes para ella; porque le hicimos sentirse acompañada, apoyada, comprendida. En unos días de tensión, somos caras y palabras amables, cercanas, también para sus hijos. Para mi, aunque no vuelva a verles, y mientras no se demuestre lo contrario, son también mi gente  simple y llanamente porque los abusones del otro lado de la puerta están dispuestos a machacarles, y no tengo duda alguna de cuál es la parte débil.

Aixa se deshacía en gratitudes y disculpas  cuando nos despedimos. Con los toques, los besos y el abrazo, no vamos a ganar. Eso es evidente. Pero, le hacen la batalla por su supervivencia y la de los suyos un poco menos cuesta arriba. No acostumbrarnos al dolor, a las muertes, cuidarnos mejor, también en la salud mental, nos hará más fuertes. Y eso también es política y hacer política.

Texto completo presentado en MadridDecide

Texto desarrollado de la propuesta de Madrid Decide de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca y Grupos de Vivienda de Madrid.

Puedes apoyar la propuesta entrando en madrid.decide.es

Exposición de motivos

I
Desde los años cincuenta las políticas públicas de vivienda han ido encaminadas casi en exclusiva a promover la propiedad, fomentando así numerosas burbujas. La última de éstas, en cuyo estallido aún vivimos, dejó con sus enseres en la calle a más de 600.000 familias mientras mas de 3,5 millones de casas permanecen vacías. En nuestra Comunidad, el primer trimestre de este año todavía arrojaba un balance de 2.253 desahucios: 25 al día, que nos coloca como una de las cuatro Comunidades con más desahucios del Estado. Sin detenernos en que los responsables de estas políticas permitieron que unos pocos se enriquecieran de manera obscena especulando con un derecho fundamental y que, a día de hoy, responsables y beneficiarios permanecen impunes, nos parece más importante insistir en dos aspectos sistémicos que son fundamentales: la propiedad y la deuda.
El mecanismo de la crisis de vivienda que vivimos se basa, primero, en el engaño a las familias acerca de sus posibilidades económicas reales. Todas los mensajes a este respecto, tanto públicos como privados se resumían en uno: la propiedad es preferible al alquiler; incluso en la paradójica situación de un mercado sobretasado. La única forma de superar la contradicción entre los medios de las familias y los intereses de los especuladores era empujar a las primeras hacia la deuda, el otro pilar de esta crisis.

A pesar de estar en el núcleo de nuestro modelo económico y de su crisis, la cuestión de la vivienda es hoy central en el debate público por una única razón, que ni es el espantoso dramaque ha supuesto para mas de 570.000 familias ni es, desde luego, el lamentable conjunto de medidas adoptadas por nuestras instituciones; esa única razón es la movilización ciudadana. La movilización en favor del derecho a la vivienda ha supuesto no solo que este problema sea uno ineludible para cualquier gobierno que se quiera social sino, sobre todo, el empoderamiento de cientos de afectados y, de alguna manera, del conjunto de la población. Nuestro lema, “Si, se puede”, ha atravesado a la sociedad y a una multitud de colectivos y sentimos que su espíritu no es ajeno al que ha aupado a Manuela Carmena a esta alcaldía.
Si la movilización ciudadana es capaz de empujes semejantes, su desaparición, sin embargo, no tiene consecuencias menores. En la memoria de todas está la desmovilización que produjo en todo el estado la llegada al poder de partidos de izquierdas durante los años ochenta y la indefensión popular que supuso cuando los gobiernos posteriores decidieron permitir que los mercados embistieran contra los derechos mas elementales de las personas y los convirtieran en mercancías. Lo único capaz de desmovilizar a la ciudadanía es convertir la solución a sus problemas en servicios y resolver sus reclamaciones a sus espaldas.

II
La Declaración Universal de Derechos Humanos (artículo 25) y el Pacto Internacional de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales, en artículo 11, reconoce ​ “el derecho de toda persona a un nivel de vida adecuado para sí y su familia, incluso alimentación, vestido y vivienda adecuados, y a una mejora continua de las condiciones de existencia. Los Estados Partes tomarán medidas apropiadas para asegurar la efectividad de este derecho…​”
En el marco jurídico nacional, el artículo 47 CE proclama del derecho a una vivienda digna y adecuada así como el deber de los poderes públicos de promover las condiciones necesarias y las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, y el artículo 33 declara la función social de la vivienda.
El artículo 267 Tratado de la Unión Europea declara la primacía del Derecho Comunitario (STJUE 9/3/1978, Asunto 106/ 77 caso Simmenthal) que desplaza al Derecho nacional (art. 93 CE, cesión competencias en relación al art. 96 CE, los tratados internacionales celebrados formarán parte del ordenamiento interno).
En relación a lo anteriormente expuesto y concretando en el ámbito que nos ocupa, la regulación del procedimiento de ejecución hipotecaria en la vigente Ley de Enjuiciamiento Civil infringe la normativa comunitaria. Esta legislación es, por tanto, ilegal al ser de obligado cumplimiento por el juez nacional, adoleciendo de un vicio radical que determina su nulidad de pleno derecho. En este sentido se ha manifestado reiteradamente diferentes sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (Caso Aziz, caso Sanchez Morcillo y caso Monika Kusionova).
Queremos destacar la ILP presentada en Cataluña que es hoy una realidad. El pasado 29 de julio de 2015, el Parlament de Catalunya aprobó la Ley 24/2015 de medidas urgentes para afrontar laemergencia en el ámbito de la vivienda y la pobreza energética. Esta victoria en el ámbito autonómico nos demuestra que hacer efectivo el derecho a la vivienda es una cuestión meramente de voluntad política.

La situación anteriormente relatada aconseja la redacción de la presente propuesta.

1. Medidas transversales

a. Criterios de alquiler social:
Los grupos de vivienda y PAH’s participarán en la estipulación de los criterios de alquiler social en la ciudad de Madrid. Proponemos que sea de hasta el 30% de los ingresos familiares (segun los criterios de la ONU) considerando las cargas familiares, o del 10% en familias que ingresan menos que el SMI (Salario Mínimo Interprofesional). El alquiler social podrá ser gratuito en el caso de aquellas familias sin ingresos

b. Suministros:
El Ayuntamiento garantizará los suministros básicos a todo ciudadano de Madrid y en este sentido no permitirá cortes de suministros en viviendas por cuestiones económicas ni autorizará actuaciones en el espacio público para realizarlos. En el caso concreto del agua, el Ayuntamiento recuperara la gestión 100% pública del ciclo integral del agua.

c. Empadronamiento:
El Ayuntamiento facilitará el empadronamiento a todo ciudadano de Madrid. Puesto que es un trámite requerido incluso para obtener o conservar la Renta Mínima de Inserción, el Ayuntamiento empadronará en última instancia con dirección en Servicios Sociales.

d. Policía municipal y expresión del movimiento de la vivienda:
La función de la policía municipal en los desahucios será de informar y ayudar a las personas desahuciadas y en ningún caso colaborará como fuerza pública en la ejecución del desahucio. El Ayuntamiento retirará las denuncias interpuestas por el municipio en relación a desahucios/desalojos y derribos. Asimismo, el Ayuntamiento investigará los desahucios en los que la policía municipal ha actuado en términos de su desproporcionalidad, por efectivos usados en primeros intentos de desahucio o por la violencia y detenciones ejercidas.

2. Cuestiones de urbanismo, especulación y fomento del alquiler

a. Promoción del alquiler:
En un momento en que la especulación de los fondos de inversión internacionales se dirige al mercado de la vivienda en alquiler, se hace imprescindible una intervención urgente que ayude a regular a la baja el precio de la vivienda en régimen de alquiler.Con este fin se promoverá una política pública de promoción de la vivienda en alquiler en detrimento de la vivienda en propiedad. Esta cuestión se abordará mediante la creación de una agencia de incentivación del alquiler que, entre otras cosas, defenderá a los inquilinos de la situación a la que las abocan las nuevas reformas de la LAU. Se pondrá en marcha un plan de rehabilitación de viviendas. Se intentará hacer salir al mercado de alquiler la mayor proporción posible de viviendas vacías, censando las viviendas vacías de la ciudad y aumentando la presión fiscal sobre ellas. En paralelo con esta última medida, el Ayuntamiento exigirá de forma proactiva la cesión de viviendas de bancos y de la SAREB.

b. Urbanismo y derribos:
El Ayuntamiento tendrá en cuenta y consultará, a través de las Juntas de Distrito y las Mesas Distritales de Vivienda, el punto de vista de los vecinos acerca de los planes de urbanismo que atañen a los barrios que éstos habitan.
El Ayuntamiento reparará a aquellas familias cuyas viviendas hayan sido derribadas en base a planes de urbanismo injustos y criterios dudosos.

c. Control de la especulación:
El Ayuntamiento creará un Organismo de Tasación Municipal para evitar futuras burbujas inmobiliarias y revisará periódicamente el catastro y los informes de tasación del IBI. Este impuesto perderá parte de las bonificaciones que aporta al sector de la promoción inmobiliaria y cobrará los pagos atrasados que le adeudan bancos y constructoras por sus viviendas vacías.

3. Propuestas relativas a la ocupación de viviendas
A lo largo de los últimos años la situación habitacional de las familias madrileñas se ha vuelto tan crítico que muchas de ellas se han visto forzadas a usurpar viviendas en las que refugiarse;
concretamente, y recogiendo sólo aquellos casos que han pasado por los tribunales, se registraban 1146 procedimientos en 2010, 1655 en 2011, 2516 en 2012 y 3246 en 2013: un aumento del 183% en cuatro años y 9 usurpaciones diarias por cada 25 desahucios. No deja de resultar paradójico que la autotutela desesperada de un derecho fundamental sea tratada como un delito y pensamos que el Ayuntamiento debe colaborar en proteger a estas familias.

Una primera medida debería ser la realización de un censo de viviendas usurpadas, exigiendo a las entidades bancarias su colaboración a este respecto, así como permitir a estas familias empadronarse en la casa que habitan.
Una segunda fase debería ser la de dar una cobertura legal a estas viviendas para evitar añadir un procedimiento penal a su situación de emergencia habitacional. Con este fin, el Ayuntamiento presionará a los grandes tenedores de viviendas para que sus viviendas usurpadas sean cedidas con carácter de vivienda social por tiempo largo o incluso indefinido.
Las viviendas recuperadas dentro de la campaña de Obra Social de la PAH podrán acogerse al mismo proceso. Al fin y al cabo conviene recordar que según el INE más de 263.000 casas, el 9,1% del total, permanecen vacías en nuestra Comunidad.

4. Propuestas relativas a la vivienda publica
En concordancia con la tradicional promoción de vivienda en propiedad por parte de nuestras instituciones, la vivienda de carácter social en nuestro país es escasa y lo es especialmente si comparamos el porcentaje de este tipo de vivienda sobre el total (1,1%) con el de otros países de nuestro entorno europeo (17% en Francia, 18% en el Reino Unido, 23% en Austria y 32% en los Países Bajos).

Partiendo de un escenario tan poco halagüeño, los gobiernos que han gestionado los últimos seis años de crisis han reducido en un 50% el gasto público en vivienda en los Presupuestos Generales del Estado. Citando un reciente informe de Amnistía Internacional, “las ayudas a la vivienda descendieron de 40,95 euros por persona en 2008 a 27,79 en 2012 (a precios constantes de 2005). La cantidad por término medio en la Unión Europea fue de 134,65 euros por persona en 2012”, mientras que “en la región de Madrid se redujo de 86,25 euros en 2008 a 31,76 en 2013”.
Por si fuera poco, las últimas dos décadas han sido catastróficas para en cuanto a la gestión de la vivienda pública en nuestra ciudad. La Empresa Municipal de Vivienda y Suelo, diseñada en un principio como el principal medio de intervención municipal en materia de vivienda, ha pasado a ser tratada en estos últimos años de emergencia social como algo secundario que vender al mejor postor. La EMVS debe recuperar inmediatamente su función original: la vivienda social como servicio público; este carácter inseparable de la existencia de la empresa municipal debe estar recogido en sus estatutos. La EMVS no es un operador del mercado libre de alquiler y debe de tener vetado expresamente comportarse como tal. Es además fundamental que el Ayuntamiento pueda saber cuanto antes qué se ha hecho con esta empresa y en qué medida estas actuaciones se pueden revertir.

Como medidas más urgentes, el Ayuntamiento ordenara la paralización inmediata de los desahucios, sean por recuperación o por impago del alquiler, al menos hasta recabar la información necesaria de cada caso. Asímismo, frenará de manera urgente cualquier tipo de venta de vivienda pública y revertirá los contratos anteriores para los inquilinos que han firmado los nuevos contratos que los despojan de la mayor parte de la protección social con que estos fueron concebidos en un principio. Puesta en vigor de los mismos para aquellos vecinos que no los firmaron y cuyos contratos fueron suspendidos.

La EMVS realizará una actualización de las familias que se encuentran en situación de irregularidad en el pago de suministros y valorará quitas a asumir o, en su defecto, reestructuraciones de deudas con la empresa suministradora. La EMVS, como arrendadora, será la que abone los gastos de comunidad y promoverá un plan de apoyo e intermediación entre los vecinos para evitar problemas de convivencia que ‘justifican’ desahucios ilegales.

El Ayuntamiento realizará una auditoría a la EMVS, que incluirá un estudio público de las condiciones de venta de las 1860 viviendas de la EMVS a “fondos buitre” con el fin de ejercer todas las medidas posibles para lograr la reversión de esta venta. Esta auditoría contemplará también las deudas de la EMVS y la investigación de los desahucios por impago de alquiler ejecutados por la EMVS hasta comprobar si fue la propia EMVS la que dejó de pasar la renta para justificar así un impago, cuando las razones eran otras.El Ayuntamiento realizará un censo de las viviendas de la EMVS señalando el estado de estas así como aquellas que permanecen vacías. Con estos datos, se ordenará un Plan General de Rehabilitación de sus viviendas y se estimará y promoverá la ampliación del parque público de vivienda en alquiler de Madrid, uno de los más bajos de Europa. En concreto, el Ayuntamiento procurará la incorporación al nuevo Parque Público de las viviendas vacías propiedad de la SAREB y de las entidades bancarias. LA EMVS apostará únicamente por la vivienda en alquiler y el Ayuntamiento revertirá la situación legal de las viviendas que se construyeron para ser vendidas con el fin de que pasen a ser vivienda pública en alquiler.

Los criterios de acceso a las viviendas serán más objetivos y públicos. Estos criterios serán coparticipados por parte de los movimientos sociales involucrados durante estos años en la lucha por la vivienda. Las listas de espera serán públicas. La EMVS elaborará un dossier de información que explique los distintos programas que tiene la Administración para el acceso a la vivienda pública (plan joven, vivienda de especial necesidad, vivienda de emergencia, etc).

5. Regulación del derecho de la vivienda
El ayuntamiento de Madrid daría apoyo y consideraría necesario incluir en una nueva ley de regulación del derecho de la vivienda, las siguientes medidas:

1. Medidas de segunda oportunidad
– Dación en pago retroactiva y condonación de la deuda (modificación de la Ley Hipotecaria y la Ley de Enjuiciamiento Civil).
– Eliminación automática por parte de las entidades bancarias y sin previa petición del titular de las cláusulas declaradas abusivas por las Sentencias del Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea.
– No se podrá ejecutar la primera y única vivienda tanto de los titulares como de los avaladores para exigir su responsabilidad, en orden a considerar la vivienda habitual como un bien inembargable.
– Eliminación de todos los requisitos restrictivos para acceder a la moratoria de desahucios y al código guindos, salvo vivienda habitual, deudor/a de buena fe y carencia de recursos

2. Alquiler digno
– La regulación del alquiler en favor de la parte más débil de los contratos de arrendamiento: los inquilinos. Introduciendo mecanismos de seguridad en la tenencia, estabilidad en la renta y alargando el plazo mínimo de duración del alquiler, como mínimo hasta los 5 años. Cuando el arrendatario pertenezca a un colectivo especialmente vulnerable se producirá una prórroga automática del contrato de alquiler si así lo manifiesta, que será obligada cuando el arrendador sea un banco o gran propietario de viviendas.

3. Vivienda garantizada
– Las entidades bancarias garantizarán un alquiler social para las personas deudoras de buena fe, y sus unidades familiares, que habiendo cedido su vivienda única y habitual en dación en pago no dispongan de alternativa habitacional.
– Los grandes tenedores de vivienda, en especial las entidades financieras y filiales inmobiliarias, fondos buitre, entidades de gestión de activos (incluidos los procedentes de la reestructuración bancarias y entidades inmobiliarias), garantizarán un alquiler social para las personas y unidades familiares en situación de vulnerabilidad que no puedan hacer frente al pago de su vivienda y no dispongan de alternativa habitacional.
– Las personas y unidades familiares en situación de vulnerabilidad que no puedan hacer frente al pago del alquiler de viviendas obtendrán ayudas que les garanticen evitar el desahucio.
– En ningún caso se podrá realizar el desalojo o desahucio de personas en situación de vulnerabilidad, ya sea por impago de alquiler u ocupación en precario motivada por la falta de vivienda, sin que la administración competente garantice un realojo adecuado.
– En el caso que se lleve a cabo el alquiler social en una vivienda diferente a la que reside la familia o persona en situación de vulnerabilidad, éste realojo se producirá en la zona donde éstas tengan sus redes vitales y sociales.
– Creación de un parque público de vivienda a través de la movilización de pisos vacíos en manos de entidades financieras y filiales inmobiliarias, fondos buitre, entidades de gestión de activos (incluidos los procedentes de la reestructuración bancarias y entidades inmobiliarias). La administración regulará mediante ley los mecanismos que posibiliten esta movilización.
– En todas estas medidas el precio a pagar en concepto de alquiler social no superará el 30% de los ingresos de la unidad familiar, incluidos gastos de suministros, de acuerdo con los estándares de Naciones Unidas, siempre y cuando los ingresos familiares superen el salario mínimo profesional 648,60 € ; en caso contrario el precio a pagar en concepto de alquiler será del 10% de los ingresos y los suministros correrán a cargo de las empresas suministradoras (punto siguiente).

4. Suministros básicos
– Impedir los cortes de suministro básicos de agua, luz y gas de las personas y unidades familiares en situación de vulnerabilidad.- El pago de los suministros básicos para las familias en esta situación se hará de acuerdo a la capacidad adquisitiva de la unidad familiar, siempre respetando los estándares de Naciones Unidas.
– Los costes asociados a garantizar este derecho y la deuda acumulada que no puedan ser cubiertos por las personas vulnerables serán asumidos por las empresas suministradoras.

5. Creación de un observatorio de la vivienda
Este observatorio estaría compuesto por representantes de las instituciones y de la sociedad civil. Este observatorio será el encargado de investigar y analizar la situación de la vivienda en España. Entre sus funciones estarían hacer censos periódicos de viviendas vacías, hacer seguimiento de las políticas públicas, elaborar de informes; contaría con capacidades no sólo consultivas sino también control, seguimiento, denuncia, ejecutivas y de propuesta legislativa.

El Patio en las calles #ElPatioHace

Este domingo nos podrás encontrar en el Paseo del Prado (cerca de Cibeles) apoyando nuestras compañeras del Patio Maravillas. De 11h a 14h puestecito informativo y charlas. ¿Nos vemos allí?

patio-prado1b

Esquema proceso de ejecución hipotecaria

¿Has dejado de pagar la hipoteca? ¿Te ha llegado el “tocho”? ¿Pendiente de subasta? Sitúate en el punto del proceso hipotecario con este esquema.

esquema proceso hipotecario

#StopDesahucios #RajuSeQueda

URGENTE: ‪#‎RajuSeQueda‬
La presión y la lucha da sus frutos, se ha conseguido paralizar el desahucio previsto mañana en Lavapiés. ‪#‎StopDesahucios‬ desconvocado
raju2

Sigue leyendo